Hi ho, hi ho me van a explotar

En el trabajar y sufrir lo que cuenta es resistir

Al habla Noah. Lo cierto es que en mi vida me he topado con bastante variedad de trabajo y bastantes tipos de jefes y compañeros. Es así. He tenido esa desgracia o esa suerte, según se mire. Y por el poder que me otorga ese bagaje laboral juntos con largas rachas intermedias en el paro, os voy a presentar lo que sería un anuncio al uso (y abuso) de una oferta de trabajo en este nuestro país y, seguramente, en algunos otros:

Oferta de trabajo al uso.

ADVERTENCIA: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

¿Desea trabajar en un ambiente de trabajo absolutamente hostil? ¿Quiere currar cada día más que Papá Noel en Navidad? ¿Desea no recibir ningún tipo de recompensa personal por el esfuerzo realizado? ¡Entonces éste es su sitio!

¡Y aún hay más! Conviene destacar que en el caso de que usted padeciera algún tipo de retraso, el trato le resultará acorde, porque da igual que usted sea el mismísimo Stephen Hawking, ya que será tratado como un inútil pusilánime que no sabe hacer la “o” con un canuto.

En cuanto a las tareas a realizar tendrá que saber hacer tantas cosas a la vez y recibir órdenes tan dispares que se sentirá confuso la mayor parte del tiempo. Pero no se preocupe, usted podrá pedir ayuda a alguien con más experiencia que no le resolverá absolutamente en nada su duda. Es más, le dejará todavía más confuso. No se apure, siempre podrá echar mano de algún alma caritativa a la que echarán a los perros en cuanto haga gala de algún tipo de muestra de afecto y buen corazón. Tenga en cuenta que la máxima es la siguiente: haga lo que haga jamás lo hará bien.

¿Que todavía no le he hablado del ambiente de trabajo? ¡Inmejorable! ¡Ni siquiera tendrá que preocuparse por ser feliz! En cuanto cruce la puerta deje su felicidad, alma y autoestima fuera, no las va a necesitar, de hecho, le resultarán un completo estorbo.

Y si a estas alturas de la lectura no se ha convencido de trabajar con nosotros que sepa que en el día a día vienen incluidas prácticas de escapismo si usted no quisiera (bajo su total responsabilidad) llevar a cabo las tareas más duras, véase: escurrir el bulto, dar esquinazo, inventarse repentinas ganas de miccionar, ponerse a realizar otra tarea completamente banal y un largo etcétera en el que, ya en nivel avanzado, usted no tendrá ni que disimular sino que se podrá poner a charlar y tocarse la entrepierna a dos manos sin ningún tipo de vergüenza.

Es difícil encontrarle puntos débiles a este trabajo, ¿verdad? Eso sí, deberá dejar a un lado sus escrúpulos y personalidad, porque es un lugar en el que el machismo, clasismo y favoritismo están tan presentes que dudará del siglo en el que está viviendo. Deberá estar bien atento, pues no puede estar seguro de en qué momento y de qué forma le apuñalarán por la espalda.

Por último, cabe destacar que da igual cuantos idiomas aporte y cuan bien los domine, pues siempre habrá alguien con más experiencia que usted que, sabiendo cuatro palabras mal dichas, le demuestre que no necesitaba años de estudios ni tiempo viviendo fuera, porque lo que de verdad cuenta es haber vivido dentro de este trabajo.

En resumen, si está preparado para trabajar como en la fábrica de Ford, para no ser feliz, para ser ninguneado, para romperse el lomo y sentirse como una mierda mientras no sabe si es de día o de noche ni se moleste en mandar un CV, porque el jefe le hará una entrevista tan personal que usted no dirá ni una sola palabra a lo largo de ella.

Bienvenido y sufra como el que más.

Canción: Frank Churchill, Leigh Harline, Larry Morey, Paul J. Smith. (1937). Hi ho a casa a descansar. BSO Blancanieves (Disney).

2 comentarios sobre “Hi ho, hi ho me van a explotar

  1. Jajaja madre mía, no sé si reír o llorar, parecen las puertas al infierno de Dante, “Abandonad toda esperanza” 😂.

    Lo peor de todo es que en muchas cosas me he sentido identificada. Es surrealista que hoy en día esta situación sea lo contrario a la evolución. Estamos en un atraso, y yo diría que seguimos retrocediendo. Y no sólo en lo laboral, en muchas otras cosas vengo observando esa misma involución desde hace unos años. Es preocupante la verdad, sobre todo porque el culpable no es un tercero externo a nosotros, sino que somos las personas las que hacemos esto. La sociedad. Yendo hacia atrás sólo podemos caernos a ciegas. Siempre hay que ir hacia delante, y juntos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s