Dudas color Escarlet

Escarlet al habla.

Hoy he decidido hacer una pausa en mi vida, ponerme a reflexionar sobre ella una vez más para aclararme las ideas tras tantas emociones, pues recordar todos esos intensos momentos con Violeta me ha puesto más nostálgica que nunca.

Por eso hoy os pido ayuda. Me gustaría que me preguntarais todas aquellas dudas que os han podido surgir sobre mí hasta ahora. De qué temas os apetecería que hablara en la siguiente temporada de mi vida. Os lo pondré más fácil… imaginaos que sois el hombre que aparece en el último capítulo. Que por cierto… ¿de quién creéis que se trata? ¿Un familiar? ¿Un psicólogo tal vez? Pues pensad que sois él. ¿Qué preguntas querríais hacerme?

Espero que en el apartado de comentarios me podáis contar qué os ha parecido mi historia hasta el momento, qué os esperáis que ocurra a continuación… Todo lo que os venga a la cabeza es bienvenido.

¡Yo misma contestaré a vuestros comentarios!

Ante todo os agradezco vuestro seguimiento, y esto no es un adiós, es un…

¡Hasta pronto!

Canción: Don McLean (1971) American Pie (CD) American Pie. United Artists Records.

 

 

6 comentarios sobre “Dudas color Escarlet

  1. Podría ser un psicólogo, un sacerdote (aunque creo que no eres mujer de sacerdotes), tal vez un profesor… ¿Un amigo quizá? Pero ya muy mayor. No te veo con un familiar cogiendo un cuaderno y anotando.

    Lo más interesante es lo que te dijo. El pasado ya pasó, dejó de existir y por lo tanto no puede alcanzarte ni hacerte daño. La persona que no hace más que rememorar el pasado (sobre todo las partes malas de él) no puede más que vivir en la infelicidad. Del mal que nos ha ocurrido sólo se puede sacar una enseñanza. Lo que también es importante es aprender a perdonar (lo que conlleva olvidar) y sobre todo a perdonarse a uno mismo pues muchas veces somos nosotros nuestro peor juez, jurado y verdugo.

    También hemos de recordar una cosa importante. Hablabas de que miraste mucho la vida como te la pintaban los demás. Pero somos personas. La veas desde los ojos de otros o desde los tuyos propios, somo personas y, por lo tanto, sujetos. Sujetos y subjetivos, todo pasa por el tamiz de alguien y generalmente las cosas no son ni como nos las pintan ni como nosotros pensamos que son.

    Preguntas que me surgen. ¿Violeta regresó? Si fue un “no”, no pasa nada por ello. Hace mucho, mucho tiempo, uno de los primeros amigos que tuve también marchó, lo que también ha ocurrido con algún otro amigo más reciente. El tiempo pasa, transcurre y las personas somos pasajeras en él. A veces algunas personas tienen más impacto en nuestra vida, otras tienen menos. Tendríamos que quedarnos con los mejores momentos de las personas y olvidarnos de los peores. Ahí es donde yo pienso que reside la importancia. Y en disfrutar de la vida. Que al final podamos estar en paz con nosotros mismos.

    La historia me ha parecido bastante triste. ¿Qué edad tenía Escarlet cuando esto sucedió? ¿Qué parte hay del autor o autora (o de ambos) en el personaje de Escarlet?

    ¿Y qué pasará después? Tal vez el abandono de Escarlet en el edonismo. A veces el hecho de sufrir una gran decepción o una gran pérdida nos lleva a perdernos un poco más. Has aprendido una lección pero, ¿sabrás aplicarla? Puede ser que eso te lleve a aprender otras dolorosas lecciones de la vida.

    Le gusta a 3 personas

    1. Escarlet al habla. Como ya dije, a este tema respondería yo misma. La siguiente etapa de mi vida asentará sus bases en tres pilares principales: en el hombre al que parece que le estoy contando mis historias, en lo que ocurrió con Violeta y en todo lo que he aprendido rememorando mi vida pasada, sobre todo mi infancia y parte de mi adolescencia. Es decir, que veo que me has calado bastante bien, pues has descrito a la perfección todos los aspectos que más me han golpeado y marcado mi forma de ser.

      No voy a revelar aún la identidad del hombre, al igual que me reservo la información relativa a la edad exacta que tengo en la actualidad y que tenía cuando ocurrió el último episodio (ya sabes, hay que ir dejando algunas pequeñas intrigas).

      Siento que la historia te haya resultado triste en la medida en que te haya hecho sentir así, pero lo cierto es que esa parte de mi vida fue triste y lo he reflejado tal cual me ocurrió. Pero una de las reflexiones que me hice a mí misma fue relativa a esa tristeza casi perpetua. Y es que si no hubiera vivido tan preocupada quizá por los demás, por sus pensamientos, o por su forma de ver la vida y la hubiera mirado al menos un poco desde mi punto de vista, no hubiera sido tan triste. Quién sabe… el pasado pisado y acabado, ahora todo dará lugar a una nueva Escarlet, que sin perder mi esencia, será digna de conocer también (qué te voy a decir yo).

      Ahora cedo un momento la palabra a mi querida Noah…

      Al habla Noah. En respuesta a la pregunta de: “¿Qué parte hay del autor o autora (o de ambos) en el personaje de Escarlet?”, lo único que tengo que decir es lo que pone en la propia portada del blog: “cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia” 😉

      Le gusta a 1 persona

  2. Uhm, yo diría que es ese hombre es un psicólogo, un profesional de una rama que intuyo no te entusiasma. Si fuera él, te preguntaría a dónde quieres ir a parar, cuál es el futuro que quieres perseguir. El pasado nos sirve para aprender, y en el presente es cuando podemos usar todas esas experiencias para conducirnos al futuro que queremos. Es una cadena y cada eslabón es necesario, incluso diría que los más difíciles y duros son los más útiles. Aprovecha toda esa historia para seguir construyendo hacia delante. Para pintarte la vida de colores. No sólo de uno, sino de todo un arcoiris, la vida va cambiando de color. Aunque tú siempre serás Escarlet, y ahora más vivo e intenso que nunca.

    Le gusta a 1 persona

    1. Escarlet al habla. Respondo a tus preguntas pues. Yo creo que como todos quiero perseguir en un futuro la felicidad en su máximo exponente, pero sobre todo encontrarme a mí misma y hacer de mi vida lo que quiero y me apetezca en cada momento, claro, que eso de ir viviendo al día también traerá consecuencias… Si quieres saber cuáles son, ya sabes, a la vuelta regresaré rebosante de historias que espero valgan la pena.
      Gracias por todos los comentarios que has dejado en todas y cada una de mis historias. Y sí, la vida hay que mirarla de todos los colores, aunque sin perder nunca de fondo el color personal.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s