Noche color Violeta (Parte III)

Viernes 18 de febrero de 2005

Al habla Escarlet.

En ese momento unas luces alumbraron aquella calle mal iluminada, y algo me empujó a volver a echar a correr hacia Modesto que se encontraba tumbado en mitad de la carretera. Me agaché con la firme intención de levantarle cuando sentí cómo aquellos faros se cernían sobre mí cada vez más. Me quedé petrificada. Mis manos estaban agarrando y tirando de las de Modesto. Mis ojos, fijos en aquellos faros sabiendo lo que iba a ocurrir. Cuando aquellas luces comenzaron a cegarme y yo ya no podía hacer nada me concentré para que por mi mente pasaran las imágenes de los mejores momentos de mi vida, por aquello de quedarme al menos con un buen recuerdo… Pero mi cerebro me jugó dos malas pasadas aquella noche. La primera: no me dejó disfrutar de mis mejores momentos, y sin embargo me hizo recordar en ristra todos los peores.

Entonces, rendida ya ante mi futuro inmediato, comprobé con estupefacción cómo aquel par de faros se separaban, de tal forma que nos esquivaron a Modesto y a mí, pasando uno por cada lado. Y me di cuenta de que mi cerebro me había traicionado una vez más.

—¡Qué c*** estáis haciendo en mitad de la carretera! —gritó uno de los ciclistas que dejaba a su paso un halo de luz amarilla seguida por la luz roja de posición que portaba en la parte trasera de su bicicleta.

— Malditos niñatos… —maldijo el otro que nos echó una mirada de reojo —estáis más pedo que Alfredo.

Desde luego nos habíamos librado de una buena… Me quedé mirando las bicicletas alejarse, hasta que reaccioné y recordé que, efectivamente, me encontraba todavía en mitad de la carretera. Levanté a Modesto y nos puse a salvo en una de las aceras, reuniéndonos en ese momento con Antonia y Laurelia.

—PERO ES QUE ESTÁS MAL DE LA CABEZA —le grité a Modesto liberando así todo el estrés acumulado. —¿¡Te das cuenta de que nos podías haber matado!?

Modesto parecía que había viajado a otro mundo, y desde luego su estado avanzado de embriaguez le había cegado por completo. Sostuvo mi mirada unos segundos y después comenzó a reírse a carcajadas, de las cuales, por supuesto, fui incapaz de contagiarme.

—¿Ves como en el fondo te gusto un poquito? Porque si no, no habrías corrido a salvarme —dijo en tono burlón al mismo tiempo que iba avanzando por la acera imitando ridículos pasos de ballet.

Antonia sí que le rio la gracia y se dispuso a seguir a Modesto. Cuando le alcanzó se colgó de su brazo.

Laurelia por su parte se quedó como yo, mirando hacia ellos.

—Deberíamos seguirles —sugerí en un hilo de voz, pues aún estaba recobrando la compostura.

—¿Sabes? Creo que por eso Leonardo no quiere saber nada de ti. Eres demasiado correcta. No te gusta divertirte.

Y así me dejó, con la palabra en la boca y el puño en ristre. ¿¡Pero quién se creía ella que era!? Estaba claro, aquello había sido una declaración de guerra. Sabía que a ella le gustaba Leonardo, pero no supe cuánto hasta ese momento. Pues no, no me iba a dejar amedrentar. No había padecido yo años de sufrimiento por Leonardo para que viniera nadie a quitarme lo que era mío. Aunque, como me decía Violeta, nada había sido menos mío que él… ¡Claro! ¡Violeta! Me encontraba de nuevo en un dilema. ¿Seguir a Modesto borracho de alcohol, a Antonia borracha de amor y a Laurelia borracha de orgullo, o ir a comprobar cómo se encontraba Violeta a quien había dejado en manos del nada recomendable Gorca?

Entonces metí la mano en el bolsillo del abrigo y enseguida supe lo que tenía que hacer.

Si quieres saber cómo continúa la historia, no te pierdas el capítulo Noche color Violeta (Parte IV) el martes 13 de marzo.

Canción: Green Day (20004) Boulevard of broken dreams (CD) American Idiot. Rob Cavallo.

2 comentarios sobre “Noche color Violeta (Parte III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s