Nunca digas siempre y siempre evita el nunca

Al habla Noah Bhaalk. Diez entradas y dos meses de blog… Jamás pensé que me sentiría tan orgullosa con tan poco… Pero lo he hecho mal y hoy vengo a sincerarme.
Hoy me voy a permitir una reflexión que no tiene que ver con Escarlet. Porque esta vez escribe ella, esta vez es mi voz, esta vez soy yo: Noah.
Es curioso ver cómo la vida jamás es lo que esperas. Y una ocasión tras otra, te das de bruces contra una realidad que no querías ver, que no querías tener que comprobar y que no querías tener que darte la razón a ti misma. Que no querías tener que escuchar a tu voz interna diciéndote un: «lo sabía». Pero al igual que ocurre cuando vas a tener un hijo y haces una lista mental de todas las cosas que NUNCA por ninguna razón vas a hacer con ese bebé, acaba pasando el tiempo (y no tanto), y te das cuenta de que has hecho justo lo opuesto de lo que te propusiste. Con este blog y mi «declaración de intenciones» me ha ocurrido lo mismo. Y sí, todo en dos meses. Siempre es mejor cuanto más pronto.

(Releyendo me doy cuenta de lo apocalíptico que suena esto, pero no es para tanto.)

Yo pensé en dejar que Escarlet os contara semana tras semana su historia, me prometí a mí misma no abordar ningún otro asunto que no estuviera relacionado con ELLA. Pero me he traicionado a mí misma y aquí estoy, escribiendo esta entrada.
¿Por qué? Podría dar una respuesta déspota:porque me da la gana y puedo. Podría dar una respuesta triste:porque me siento sola y necesito desahogarme. Podría daros una respuesta ingeniosa: (no se me ocurre ninguna ahora, pero podría ). Así que como todas esas respuestas resultan ser una soberana mierda os diré la verdad: porque me sale del corazón (oh que bonito).

Inciso: siempre que digo «soberana mierda » pienso en una pequeña caca con una corona y me entra un ataque de risa… En fin…Lo comparto con vosotros por si os hace el día algo más feliz.

Sigo. Por eso hoy he llegado a esta conclusión: nunca digas siempre y siempre evita el nunca. Pues lo único que siempre será seguro es que nunca se puede estar seguro de nada…
Ale, ahí lleváis la reflexión de la semana

¿Qué opinais?

 

Nota: la ilustración de la entrada es de «La Volátil» de Agustina Guerrero.

Canción: Anytime, 2008, Kumi Koda, Kingdom, Rhythm Zone (Japan)

10 comentarios sobre “Nunca digas siempre y siempre evita el nunca

      1. Es verdad. Es como decir “te quiero”, se usa tanto y tan fácil que en algunas personas pierde valor. Siempre y nunca son palabras muy grandes, y en la mayoría de los casos nos desbordan.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s